¿Qué es el trapillo?

El trapillo es tela reciclada que se utiliza para tejer a crochet o hacer trenzados, creando las más diversas manualidades: bisutería, complementos, ropa, elementos de decoración, utilidades, juguetes,... 


El trapillo es fácil de trabajar, económico, ecológico y muy hermoso, por eso está tan de moda. Con una bobina de trapillo y tiempo libre podemos crear infinidad de manualidades y maravillosas creaciones que fascinarán a propios y extraños. Aquí puedes ver una muestra de cómo se teje:


Para empezar a tejer necesitaremos una aguja de crochet grande, normalmente del 10 o 12, y una bovina de trapillo.


Existen dos tipos de trapillo: el que puedes comprar en cualquier tienda especializada, bazar o por internet, y que procede de los excedentes de las fábricas textiles, o bien puedes fabricarlo tu mismo a partir de tela reciclada de camisetas viejas, y que puedes aprender a hacer en nuestro tutorial: Cómo fabricar trapillo.

 

Para tejer nuestras creaciones utilizaremos los puntos básicos de crochet, podéis ver nuestro tutorial para aprender los puntos básicos aquí.



Al ser un material más grueso que el empleado para los amigurumis nos quedarán trabajos terminados más grandes, y veremos como nuestras creaciones crecen rápidamente.

¿Te animas con el trapillo?